EL CARNAVAL DE LOS CUATRO RÍOS TAMBIÉN ES SINÓNIMO DE GASTRONOMÍA.

Actualizado: jun 26



El turismo de nuestra ciudad no solo se centra en la arquitectura, sus calles, sus iglesias, sus miradores, sus parques; otro elemento muy atrayente del Carnaval cuencano es la abundante comida presente en esta fecha.


Un sinnúmero de delicias culinarias es preparado por las familias y restaurantes en la ciudad. Es famoso, por ejemplo, el clásico pan cuencano, que es amasado y horneado en los días previos a esta fiesta. Los exquisitos dulces como el de durazno, membrillo, leche e higos. Y por supuesto, el cerdo está presente en numerosos platos que hacen la delicia de propios y extraños, como es el caso del incomparable “mote pata”.





El mote pata es un plato típico de nuestra bella Cuenca, dentro de la variedad de platos que se elaboran con maíz en la región.


Su nombre está formado por dos palabras de origen quichuaː mote, que es el maíz maduro cocido, y pata, que viene de "patazhca" (también patashca, patasca o patazcha), que significa muy cocinado; contrario a lo que puede sugerir, su nombre no proviene de pata (extremidad de un animal) ni se usa esta parte, que en cambio sí es empleada para la elaboración de otros platos. El mote pata se prepara como un refrito con achiotecebollaajocominopimientatocino y longaniza de tipo artesanal que se elabora solamente antes de carnaval. Se agrega agua, mote, costilla, lomo y piel (o cuero) de chancho, todos cocinados con anticipación; el mote debe estar muy cocido. Al final se añade la pepa de sambo (semillas de la especie de calabaza) tostada y licuada con leche y algo de mote. Se agrega orégano y se sirve.


Este plato se consume durante las fiestas de carnaval y la forma típica de hacerlo es con chicha de jora.


Los mercados cuencanos sitios de exquisita gastronomía tradicional.


Si en tu visita a Cuenca, quieres saborear platillos más tradicionales, una de las opciones perfectas son los mercados de la ciudad, entre los que destacan el 9 de Octubre y el mercado 10 de Agosto, dos escenarios increíbles de colores de todo tipo donde los productos de la localidad pintan una atmósfera única. En sus patios de comida, habitualmente en las plantas altas, encontrarás platos como el tradicional Chancho hornado, uno de los más solicitados por turistas; también disfruta del caldo de gallina, tortillas de maíz, choclos, morocho, papas locas, sancocho entre otros sabores, todos ellos podrás acompañar con los deliciosos jugos que son expendidos en el momento con ricos sabores como coco, mora, zanahoria, naranja y muchas más combinaciones.

La Trucha: la bandera gastronómica en el Parque Nacional El Cajas


Uno de los atractivos más visitados en Cuenca, es el Parque Nacional El Cajas, donde las montañas, lagunas e increíbles paisajes, hacen de este sitio un escenario natural único al cual arriban cientos de turistas nacionales y extranjeros.

Si de experiencias gastronómicas hablamos, este sitio presenta un plato tradicional y sobre todo exquisito el cual es la famosa "Trucha",  una especie de pez criado en estas frías aguas que es llevado a la mesa en diferentes versiones como la más tradicional, la "Trucha Frita" y sus diferentes variaciones como: Ceviche de trucha, Trucha al papillote, fritada de trucha y más.



Cuenca a través del tiempo se ha convertido en un destino gastronómico por excelencia con propuestas tradicionales en fechas específicas pero así también con un menú y platos que se mantienen a lo largo del año. Así mismo, nuestra ciudad también es el escenario de la gastronomía internacional con una variedad de propuestas culinarias que ponen en la mesa sabores de todas partes del mundo e incluso fusionan propuestas que hacen de nuestro destino un lugar de turismo gastronómico único en el país.